No le des tanta importancia a lo que no la tiene.

Me ha llamado la luna ésta noche despejada y me ha dicho que mañana volverá a alumbrar la ventana de mi cuarto. - Quisiera explicarme...Cada noche que la veo su luz me tranquiliza, me

un-libro-llamado-zoom-33-728


Cuando dices que es complicado, indica que no tienes la suficiente fuerza para luchar por ello. – Anónimo.

La decisión de dejar de dar importancia a cosas que no la tienen.

Interesante articulo..            Enlace>>

“El error más grande”

download_20150315_032401

El error más grande lo cometes cuando, por temor a equivocarte, te equivocas dejando de arriesgar en el viaje hacia tus objetivos.

No se equivoca el río cuando, al encontrar una montaña en su camino, retrocede para seguir avanzando hacia el mar; se equivoca el agua que por temor a equivocarse, se estanca y se pudre en la laguna.

No se equivoca la semilla cuando muere en el surco para hacerse planta; se equivoca la que por no morir bajo la tierra, renuncia a la vida.

No se equivoca el hombre que ensaya distintos caminos para alcanzar sus metas, se equivoca aquel que por temor a equivocarse no acciona.

No se equivoca el pájaro que ensayando el primer vuelo cae al suelo, se equivoca aquel que por temor a caerse renuncia a volar permaneciendo en el nido.

Pienso que se equivocan aquellos que no aceptan que ser hombre es buscarse a sí mismo cada día, sin encontrarse nunca plenamente.

Creo que al final del camino no te premiarán por lo que encuentres, sino por aquello que hayas buscado honestamente.

La isla de los sentimientos

148310bba3d7b2e89450385418

Erase una vez una isla donde habitaban todos los sentimientos: La alegría, la tristeza y muchos más, incluyendo el amor.

Un día, se les fue avisando a los moradores, que la isla se iba a hundir. Todos los sentimientos se apresuraron a salir de la isla, se metieron en sus barcos y se preparaban a partir, pero el amor se quedó, porque se quería quedar un rato más con la isla que tanto amaba, antes de que se hundiese.
Cuando por fin, estaba ya casi ahogado, el amor comenzó a pedir ayuda.

En eso venía la riqueza y el amor dijo: Riqueza, llévame contigo!, -No puedo, hay mucho oro y plata en mi barco, no tengo espacio para ti dijo la riqueza.

Él le pidió ayuda a la vanidad, que también venía pasando… Vanidad, por favor ayúdame!, -No te puedo ayudar, amor, tú estás todo mojado y vas a arruinar mi barco nuevo!

Entonces, el amor le pidió ayuda a la tristeza: Tristeza, me dejas ir contigo? Ay amor! Estoy tan triste que prefiero ir sola…

También pasó la alegría, pero ella estaba tan alegre que ni oyó al amor llamar.

Desesperado, el amor comenzó a llorar, ahí fue cuando una voz le llamó: Ven, amor, yo te llevo.

Era un viejito, y el amor estaba tan feliz que se le olvidó preguntarle su nombre.

Al llegar a tierra firme, le preguntó a la sabiduría: ¿Sabiduría, quién era el viejito que me trajo aquí?

La sabiduría respondió: Era el tiempo. ¿EL TIEMPO?

¿PERO POR QUÉ SÓLO EL TIEMPO ME QUISO TRAER?

LA SABIDURÍA RESPONDIÓ: PORQUE SÓLO EL TIEMPO ES CAPAZ DE AYUDAR Y ENTENDER AL AMOR…

Soledad

430a0af34e881616e7fe74bdc3b9b6a20767c91c_hq

Y él respondió:
Sin la soledad, el AMOR no  permanecerá mucho tiempo a tu lado.
Porque también el amor necesita reposo, de modo que puede viajar por los cielos y manifestarse de otras formas.
Sin la soledad ninguna planta o animal sobrevive, ninguna tierra es productiva por mucho tiempo, ningún niño puede aprender sobre la vida ningún artista consigue crear, ningún trabajo puede crecer y transformarse.
La soledad no es la ausencia de AMOR sino su complemento.
La soledad no es la ausencia de compañía, sino el momento en que nuestra alma tiene la libertad de conversar con nosotros y ayudarnos a decidir sobre nuestras vidas.
Por lo tanto, benditos sean aquellos que no temen a la soledad.
Que no se asustan con la propia compañía, que no se desesperan buscando algo en que ocuparse, divertirse o qué juzgar.
Porque quien nunca está solo, ya no se conoce a sí mismo.Y quien no se conoce a sí mismo comienza a temer al vacío.

Manuscrito encontrado en Accra.
                                                         (Paulo Coelho)

Hay días en nuestra vida

crying8sd-MUJER-LLORANDO

Hay días en nuestra vida, que nos cuesta sonreir; en que las horas, no pasan como de costumbre, sino que pesan, duelen. Y la reflexión y la confusión, no te llevan a ningún lado.
Es como si nuestra alma, se hubiera ido fuera de nosotros. Que no encontráramos dentro nuestro, ningún espacio donde exista paz.

Y preguntamos ¿por qué tener que sufrir en la vida?, para luego comprender que:
Sufrir es aprender; y aprendiendo, se empieza a crecer; y creciendo, a sentirse mejor; y al sentirse mejor, se puede mirar hacia atrás; y mirar hacia atrás, es como ver una escena ya terminada.
Todo termina, algún día.

Y se puede mirar hacia adelante, para comenzar nuevamente. Y cuando se llega a ese momento, es posible abrazarse a uno mismo, encontrarse y sonreir.

En la vida, hay muchos momentos difíciles, pero todo termina algún día, y las horas se llenan de luz y de vida, y el viento comienza a soplar a tu favor.

Todos los que compartimos este momento, deseamos, sinceramente, lo mejor, y esperamos que el viento, sople, nuevamente, a favor.

Aún queda mucho por aprender

Aún+queda+mucho+por+aprender

Yo, que creí saber tanto respecto a relaciones amorosas, últimamente, sin querer y sin darme cuenta, observando mis experiencias, mis aciertos y sobre todo, mis errores, he visto que en materia de amor, aún me falta tanto por APRENDER… por ENTENDER… por CAMBIAR… por CORREGIR… por ACEPTAR… por MEJORAR.

DEBO APRENDER que enamorarme no es obsesionarme ni irme a los extremos.

DEBO ENTENDER que no se debe rogar amor y que una relación de pareja no es para vivir angustiado.

DEBO ACEPTAR que en el amor como en cualquier otra cosa de la vida, existen los tropiezos, las caídas y los dolores, y el miedo solamente dificulta más las cosas.

DEBO APRENDER que es bueno ser como soy, siempre y cuando eso no implique irrespetar a quien esté conmigo.

DEBO ACEPTAR que los planes pueden desaparecer en un instante, porque el futuro se mueve como él desee y no como a mí me dé la gana. Si éste me permite hacer algunas cosas sobre él, debo estar agradecido y no lamentándome por lo que no pude hacer.

DEBO ACEPTAR que alrededor del amor se han creado muchas mentiras. Por eso debo dejar de volverle la cara a la verdad sólo para seguir en una falsa comodidad o por miedo al dolor. Si la vida me demuestra que aquello en donde puse mi corazón es una farsa, debo aceptarlo; llorando, desahogándome y renaciendo como una nueva persona.

DEBO MEJORAR mi amor propio…
Para que la partida de quien quiero no me haga sentir despreciado, humillado o rechazado.
Para no ser tan sensible al abandono.
Para no terminar creyendo que me dejaron por feo o por tonto, y poder aceptar que simplemente funcionó el tiempo necesario.
Para no arrastrarme poniéndome de alfombra a los pies de nadie.

DEBO ACEPTAR que agradarle a alguien hoy no garantiza el agradarle mañana. Y eso no tiene por qué ofenderme si lo acepto…
Si acepto que a veces las personas no pueden dar más.
Si acepto que quien esté conmigo tiene derecho a no estarlo, y a que yo ya no le guste.
Si acepto que quien amo, tiene derecho a tomar sus propias decisiones, aunque a mí no me satisfagan.

DEBO RECORDAR que a veces, lo bueno se obtiene esperando y presionando se arruina. Por eso es necesario tener paciencia, esperar tranquilamente y RECORDAR…

Que la impaciencia es producto de un impulso emocional, el cual tal vez pronto pasará.
Que la impaciencia asfixia a quien está conmigo.
Que la presión se puede convertir en irrespeto.

Que tomar una decisión mientras estoy impaciente es peligroso, porque estoy influido por un estado emocional extremo y pierdo toda objetividad, ahí no va mi verdad, sino mi impulso, mi compulsión, y podría hacer algo de lo que me arrepienta.
Además, si soy paciente no veré la espera como sufrimiento.

DEBO APRENDER a no ser posesivo. Que alguien se marche no es perder una pertenencia que me gustaba mucho. Mi pareja no es mía, es prestada, y “su dueño” tiene derecho a llevársela cuando desee. Y aunque “ser dueño” de alguien brinde más seguridad que tenerlo prestado, debo entender que eso es una ilusión. Aunque la crea mía, no lo es, por lo tanto…

No puedo decidir sobre la vida de quien esté conmigo.
No puedo esperar que actúe sólo de acuerdo a mis deseos.
No debo controlarle, manipularle, adueñarme de ella, ni decidir su destino.
No debo reclamarle a la vida por hacerme devolverle lo que me prestó.

Pero sobre todo… DEBO APRENDERQUE NUNCA DEJARÉ DE APRENDER, y mientras continúo aprendiendo, debo permitirme vivir y sentir.

Y ahora, que me empiezo a recuperar de los dolores sufridos gracias a ni siquiera haber aprendido que aún queda mucho por aprender, lo único restante por hacer es, en medio de unas cuantas lágrimas, tomar un gran suspiro y decirme a mí mismo…

¡Bueno amigo…volvamos a empezar!

 

Se necesita un amigo

abrazo

“No es necesario que sea hombre, basta que sea humano, basta que tenga sentimientos, basta que tenga corazón.

Se necesita que sepa hablar y callar, sobre todo que sepa escuchar.

Tiene que gustar de la poesía, de la madrugada, de los pájaros, del Sol, de la Luna, del canto, de los vientos y de las canciones de la brisa.

Debe tener amor, un gran amor por alguien, o sentir entonces, la falta de no tener ese amor.

Debe amar al prójimo y respetar el dolor que los peregrinos llevan consigo.

Debe guardar el secreto sin sacrificio.

No es necesario que sea de primera mano, ni es imprescindible que sea de segunda puede haber sido engañado, pues todos los amigos son engañados.

No es necesario que sea puro, ni que sea totalmente impuro, pero no debe ser vulgar.

Debe tener un ideal y miedo de perderlo y en caso de no ser así, debe sentir el gran vacío que esto deja.

Tiene que tener resonancias humanas, su principal objetivo debe ser el de amigo.

Debe sentir pena por las personas tristes y comprender el inmenso vacío de los solitarios.

Debe gustar de los niños y sentir lástima por los que no pudieron nacer.

Se busca un amigo para gustar de los mismos gustos, que se conmueva cuando es tratado de amigo.

Que sepa conversar de cosas simples, de lloviznas y de grandes lluvias, y de los recuerdos de la infancia.

Se precisa un amigo para no enloquecer, para contar lo que se vio de bello y de triste durante el día, de los anhelos y de las realizaciones, de los sueños y de la realidad.

Debe gustar de las calles desiertas, de los charcos de agua y los caminos mojados, del borde de la calle, del bosque después de la lluvia, de acostarse en el pasto.

Se precisa un amigo que diga que vale la pena vivir, no porque la vida es bella, sino porque se tiene un amigo.

Se necesita un amigo para dejar de llorar.

Para no vivir de cara al pasado, en busca de memorias perdidas.

Que nos palmee los hombros, sonriendo o llorando, pero que nos llame amigo, para tener la conciencia de que aún se vive”.

Vinicius de Moraes.

Abuelo finge su muerte en navidad. Es hora de volver a casa. Subtitulos …

Un abuelo finge su muerte en un anuncio para reunir a su familia en Navidad. Fingir su muerte, el último recurso de este anciano para juntar a su familia en Navidad. El anuncio más emotivo de la Navidad: finge su muerte para reunir a sus hijos. un abuelo finge su propia muerte, le pondrá la piel de gallina. El conmovedor spot de un abuelo que finge su muerte para celebrar la Navidad con su familia que triunfa en Internet. Anuncio que cuenta la historia de un abuelo que, viendo que su familia no puede acudir a pasar las Navidades junto a él, finge su muerte. Subtítulos en Castellano español.

Cuando alguien querido muere, muere también una parte de nosotros.

La muerte de un ser amado puede ser vista de muchas maneras. Mi preferida a título personal es que pasan de vivir entre nosotros a vivir dentro de nosotros y a través de nuestra vida, de nuestros recuerdos, del amor que se inclusive crece en medio de una ausencia que no podemos acortar.
Sin embargo, también podemos reconocer que cuando un ser querido muere, algo dentro de nosotros también lo hace… Hay un espacio de nuestras vidas que era destinado a ser con esa persona, que ya no se ocupará más. Podemos incluir a más personas, podemos dar ese amor que sentimos que nos sobra a otras personas, pero ese pedacito le seguirá perteneciendo de manera exclusiva a esa persona que se nos adelantó.
Lo que hacíamos con esa persona, las conversaciones que sosteníamos, las risas, las discusiones, las miradas, la conexión, el calor de esa persona habitaba de alguna manera en nosotros y al dejar de estar esa persona accesible para siempre, ese pedacito de nosotros que éramos a su lado, muere, no tiene a través de quien vivir. Aun cuando nos abramos a otras experiencias, aquello no se puede sustituir.
Ciertamente nos regocijamos y consolamos en los recuerdos hermosos, alguna que otra culpa se abre paso y nos habla de aquello que de acuerdo a nuestro actual criterio pudimos haber hecho mejor. No le demos mucha fuerza a esto último. Siempre habrá un universo de posibilidades y la que hayamos escogido fue la perfecta, la que creamos para nuestra vida y la única que pudo haber ocurrido como resultado de lo que éramos en ese momento.
Si hoy existe una brecha entre lo que fuimos y lo que somos, eso normalmente nos habla de evolución, pero con ella no deben llegar las culpas y los remordimientos en relación a lo que fuimos e hicimos con los recursos que tuvimos. Por el contrario, con la evolución, debe llegar el agradecimiento por cada experiencia, por cada persona que tocó de alguna manera nuestras vidas e inclusive la admiración por nuestros cambios y la versión mejorada que pudimos haber alcanzado.
Ahora bien, quien ama, tiende a apegarse, a resistirse a la partida del otro, e inclusive a la propia… Queremos ser eternos y estar amando de manera constante… Y la buena noticia, es que eso somos, esta experiencia nos permite sentir a través de nuestro cuerpo, pero nuestra esencia es amor puro, del que no muere nunca y que nos mantiene unidos a nuestras almas amadas durante la eternidad.

                                             Por: Sara Espejo

Reflejos del alma

446d11bee60883043b28f049acd0513b38f0bf01_hq
 
Hoy sentí la necesidad de un encuentro a solas conmigo mismo(a).
 
Escapar, sí, escapar al lugar ideal. Un lugar donde pueda estar en pleno contacto con la naturaleza. Solos, sólo la naturaleza, mi silencio, mi alma y yo.
 
Necesitaba ese encuentro para recordar lo que es real e importante en mi vida. A veces la rutina, las responsabilidades, los errores, los problemas y demás, nos agobian y creemos que no hay salida, que no hay solución, que estamos al borde del abismo, próximos a caer al vacío.
 
Pero no, sentado(a) observando el reflejo de mi rostro en las cristalinas aguas de aquel río, no sólo ví mi rostro, también vi mi alma.
 
Me vi en mi pura inocencia, en mi más simple humildad, pero aún deseosa de luchar. Vi el deseo de mi incansable espíritu guerrero que me miró directo a los ojos y me recordó que siempre debo tener fe y hacer lo correcto.
 
Por eso, escojo vivir, si, vivir para siempre. Vivir haciendo el bien y dando amor. Vivir plenamente, sin miedos, sin dudas SOLO VIVIR.
 
Mírate tú. Mírate tu desde adentro. Si no te miras desde adentro y no logras ver tu luz interior y nunca lograrás alcanzar tus metas y más grandes anhelos.
 

Soledad: Escrito: Yelena Obando

Querida soledad te escribo para decirte que todo este tiempo que he pasado contigo ha sido estupendo. Mi soledad del alma, me has hecho entender que es necesario estar contigo para reflexionar, meditar y para encontrarme.

Durante todo estos años he sido feliz a tu lado mi soledad, me he visto cada vez al mirar mi reflejo en un espejo. Puedo entender que he cambiado, y no hablo de las arrugas que me ha salido, sino de cómo ahora al verme me amo. Todo este tiempo a solas me sirvió para valorarme, sabes mi autoestima la he construido, ahora sé que me amo tal cual soy. Al verme desnuda, con ropa, al desnudar mi alma, mi corazón, y todo en mí; puedo ver la hermosura de mujer que he estado escondiendo. En el silencio puede entender y escucharme, para así comprender que me envenenaba con cada palabra, pensamiento. Que al prestar mi oído para que otros hablaran de mi o dieran su opinión de lo que yo tenía que ser, les daba el poder de decidir sobre mí, cuando ese poder me lo ha dado Dios solo a mí. Para que tome decisiones, si esas decisiones que quizás me harán fracasar o triunfa. Pero por lo menos sé que fui yo la que decidí y nadie lo hizo por mí, que serán mis tropiezos y es por esto que necesitaba de ti mi soledad, mi silencio, para encontrarme y saber hacia dónde quiero dirigir mi vida.  

Lo sé tropezar me ha hecho fuerte. Una vez leí que las personas que han sufrido son las más agradecidas y fuerte, quizás la escritora tenía razón y sea así; no me considero una persona débil y mucho menos desagradecida. Pero soy de las que pienso que cada situación te obliga a definirte a decir o lo hago o hasta aquí he llegado. Pero la vida se trate de eso, de luchar para alcanzar lo que se quiere, de sufrir, de caer y levantarse, de lanzarte o simplemente mirar cómo otros lo hacen. 

Solo sé que las etapas vividas son necesarias. Cuando me he sentido con ganas de dejar todo y tirarme por el balcón de mi casa, lo que yo hago es hablar con Dios en esa soledad en la que me encuentro, por último escribo para sacar todo, para salvarme y así poder salvar a alguien que esté peor que yo y que lee estas palabras marchitas y al mismo tiempo que florecen. Estas palabras que escribo en medio de esta mi soledad, porque es en ese momento en el cual soy más feliz. Donde escucho música que proviene de mis antepasados, esa música de mi amado pacifico, donde puedo escuchar al excitante mar he imaginarme como me llama para que yo nade en él; es en esta soledad donde escucho tantas melodías que me hacen querer bailar y cantar, sin importar que mi voz se escuche fea o mis vecinos quieran ponerme un pedazo de tela en mi boca, es en donde me muevo al ritmo de una mezcolanza que es lo que soy.

En ese momento todo en mi cobra sentido, y comienzo a reír como una loca que no se puede detener, que llora al ver una flor o la sonrisa de mi sobrino, porque mi felicidad viene de mí, y no de otros. 

Acepta tus sentimientos. La tristeza es normal e incluso puede ser algo saludable. Las investigaciones demuestran que experimentar sentimientos encontrados y sentimientos negativos es crucial para el bienestar mental. Muchos estudios han demostrado que las personas que se disculpan por sus sentimientos o que los reprimen en realidad intensifican esos sentimientos negativos.

  • Trata de aceptar tus emociones sin juzgarte por ellas. Es fácil pensar “esto no es nada, ¿por qué estoy tan triste por esto?”. En lugar de ello, acepta tus emociones por lo que son. Esto te ayudará a controlarlas.
  •  Fuente:

Las nuevas tecnologías.

Me ha llamado la luna ésta noche despejada y me ha dicho que mañana volverá a alumbrar la ventana de mi cuarto. - Quisiera explicarme...Cada noche que la veo su luz me tranquiliza, me

Interesante para leer Enlace>>

El bien y el mal de las nuevas tecnologías – Javier Urra, autor de “El Pequeño Dictador” (El Ateneo, Buenos Aires, 2012).

Ante una sociedad virtual, hace falta imaginación para proteger a los chicos de contenidos nocivos, generados por el desarrollo de una tecnología de la información que tantas oportunidades ofrece. Consejos para tener en cuenta.

Hoy es muy fácil encontrar a chicos pasar largas horas delante de videoconsolas o de la televisión, que los expone a violencia. Aquellos que se “cuelgan” de los móviles o frente a Internet buscan algo más, en relación a las relaciones interpersonales. Ante una sociedad virtual, hace falta imaginación para proteger a los chicos de contenidos nocivos, generados por el desarrollo de una tecnología de la información que tantas oportunidades ofrece. Los chicos carecen de defensas ante contenidos de violencia, pornografía, etc. que pudieran resultar nocivos para su desarrollo psíquico, ya que siempre podría explotarse su ingenuidad.
El tema de Internet y los menores plantea variadas preocupaciones. Pornografía y prostitución infantil, captación de menores (al conectarse a la red, el menor puede divulgar cierta información a extraños), acceso a páginas de contenido lesivo (terrorismo, ideologías nazis), adopción vía Internet. Los chicos siempre necesitarán una buena educación audiovisual, con la colaboración estrecha entre las familias y la escuela, pero la realidad es que bastantes familias regalan a sus hijos un ordenador o una consola, sin que los adultos sepan manejarla. Es más, ni siquiera lo intentan, porque lo consideran artefactos ajenos a su cultura.
Los adolescentes pueden aprender a matar o a conseguir armas al entrar en alguna página web. Si bien es necesario contar con garantías institucionales e, incluso, la posibilidad de instalar un chip antiviolencia en todos los aparatos, hay que enseñar a los padres a proteger a sus hijos, sin ignorar los beneficios de Internet, entre otras cosas, como herramienta educativa.
Para que los niños hagan un uso adecuado de Internet, los padres deben formarse para orientar a sus hijos. ¿Cómo? Dar buen ejemplo en su uso; navegar con los hijos; si fueran pequeños, es conveniente poner filtros al ordenador; enseñarles a ser críticos en la red; advertirles de los riesgos de algunos chat; explicarle que no den datos personales; hacerles ver que encontrarse físicamente con quien se conocieron virtualmente tiene muchos riesgos; marcar un horario de uso y hacer hincapié en que entren a Internet cuando tengan un objetivo concreto.
Internet se convirtió en una herramienta imprescindible para los jóvenes de socialización y entretenimiento. De su buen uso depende que siga siendo esto. Tener un móvil se convirtió en parte del proceso de iniciación en el grupo de pertenencia, como paso a la edad juvenil. Normalmente lo suelen regalar los padres.
Otras circunstancias que hicieron proliferar este fenómeno es la existencia de mayor cantidad de hijos únicos, o que no tienen hermanos del mismo género que pasan, además, muchas horas solos por los horarios de sus padres, y buscan llenar ese vacío con esos otros hermanos “virtuales”, a ser posible, de manera económica utilizando los SMS de forma compulsiva.
El uso del móvil y los SMS suponen una independencia de los padres, para reforzar su identidad personal y colectiva con un espacio propio y privado y una comunicación en la que pueden dar rienda a sus propios valores, normas y comportamientos. Sin olvidar que el móvil es también objeto de emociones y a veces se utiliza para superar timideces, pues no existe la conversación cara a cara. Los padres quieren que sus hijos tengan móvil para poder controlarlos y los hijos quieren el móvil para tener libertad respecto a sus padres (que les recargan la tarjeta).
Javier Urra, autor de “El Pequeño Dictador”

El sentido de la vida

Cuál es el sentido de la vida? Qué hacemos aquí? Por qué estamos aquí? Pero lo más importante…¿para qué estamos aquí?

De repente, un día nacemos, crecemos y morimos. Y ya está? Y en medio qué?
Aprendemos, trabajamos, amamos, reímos, lloramos, dudamos, nos equivocamos…pero…por qué? para qué?
Al final todos seremos un recuerdo en la mente de alguien…una foto, un vídeo, una anécdota…cientos, miles, millones de personas han estado antes aquí…y qué? con qué fin? ¿Permitir que podamos estar más personas aquí? Pero para qué? Con qué finalidad?
¿Nuestra función es asegurarnos de que alguien más se quede después de que nos marchemos?, ¿PARA QUÉ? para dejar a otros más y esos a otros y luego otros y así hasta cuándo? Eso lo llevamos haciendo miles de años y nada cambia ni nada sabemos.
Evolucionamos, mejoramos o empeoramos, según se mire, vivimos más años, más cómodos o todo lo contrario…

Hace cien años, sólo cien años, una carta tardaba semanas o incluso meses en llegar de una ciudad a otra, hoy en un segundo le dices a alguien de Japón, Hola…Es eso? evolucionar?, acercarnos? Relacionarnos? Si es eso ¿Por qué nos destruimos con tanta facilidad?

Yo creo que la vida no tiene ningún propósito en sí misma porqué el motivo de que estemos aquí es casual, y por definición algo que sucede por casualidad no es premeditado, luego no tiene ninguna finalidad u objetivo en sí mismo.
Y ya está?
La vida es eso? Una combinación de circunstancias que no se pueden prever ni evitar sin ningún sentido? sin ninguna finalidad?
Yo creo que ahí precisamente está la clave.

La perpetuación de la especie, dicen unos, realizarse, trascender más allá de los hechos, dicen otros, evolucionar, buscar sabiduría y conocimiento, Hacer un mundo mejor, alcanzar la unión con Dios, conseguir la pureza del alma, hay gente que defiende que el propio sentido de la vida radica en tratar de encontrarlo y hay gente que dice que la vida no tiene sentido porque el mundo es un lugar horrible, agresivo y destructivo…
La cuestión es que todos intentamos llamarlo de alguna manera

Yo creo que el sentido de la vida es algo que hemos inventado nosotros porque como humanos con razonamiento abstracto necesitamos entender, asimilar…encontrarle un sentido o finalidad para justificar nuestra existencia.

Yo lo llamo así. Tú llámalo como quieras, pero lo que no va a cambiar es que lo que de verdad importa es el camino, no donde vayamos.
Sea cual sea la finalidad, el objetivo de nuestras vidas, el sentido de la vida es que no importa el sentido de la vida. Lo que importa es crecer, mejorar, ser generosos, tratar de encontrar aquello que sabemos hacer y explotarlo al máximo, amar, pensar, divertirnos, ser críticos, sinceros, coherentes, proactivos y siempre vivir de acuerdo a nuestras posibilidades y fieles a nuestro criterio.

Todo eso es lo que mis padres me han enseñado.
Yo creo que es un muy buen comienzo.
¿Y tú?

Mi nombre es amor

list_640px

Mi nombre es amor, y no tengo sexo, edad, ni raza.
Nadie pudo jamás verme, ni oírme ni tocarme; sin embargo, todos saben que existo porque alguna vez sintieron mi presencia.Se dice que nací con el hombre, pero ya existía desde antes, pues el hombre mismo fue producto del amor, o sea, de mí mismo.

Habito en el corazón de las personas, y comparto mi hogar con otros sentimientos como la alegría, la tristeza, la ira y el odio.

No tengo brazos y, sin embargo, soy tan fuerte que muchos han dado la vida en mi nombre.

Nunca tuve ojos, para qué los quiero, si sólo me interesa la belleza interior.

No tengo boca, y a pesar de ello, los más grandes poetas han creado los versos más hermosos que pronuncian por mi culpa.

No tengo oídos, pero soy capaz de escuchar la voz del corazón.

Mi nombre es amor… ¡y vivo en ti!

Detente, párate y mira

Así es la Vida

bn_bolsa_londres

Detente. Párate y mira. Observa, aprecia. Respira, baila, ríe, grita, goza de tu libertad, ella también te permite disfrutar de la belleza de lo que te rodea.

Detente. Párate y mira. Saborea las cosas simples. Llénate del aroma de la tierra, de las flores, de la naturaleza. Piérdete en el vuelo de los pájaros, ciégate con el brillo del sol. Observa cómo las nubes cambian sus formas. Adivina sonidos nuevos, admira el color del cielo.

Detente. Párate y mira. No te olvides de vivir porque se vive solo una vez. No tengas miedo, el tiempo sabrá esperarte porque el tiempo no está en las agujas que avanzan, sino en la intensidad con la que vives cada acontecimiento, cada momento.

Detente. Párate y mira. Luego, renovado, sigue tu camino. Con aire nuevo en tus pulmones, en tus ojos, un brillo diferente y una sonrisa transparente que ilumine tu rostro y afirme…

Ver la entrada original 19 palabras más

Ponte en sus zapatos

Me ha llamado la luna ésta noche despejada y me ha dicho que mañana volverá a alumbrar la ventana de mi cuarto. - Quisiera explicarme...Cada noche que la veo su luz me tranquiliza, me


“ Antes de juzgar mi vida o mi carácter… Ponte mis zapatos, recorre el camino
que he recorrido, vive mis penas, mis dudas, mis risas!!! Recorre los
años que he recorrido y tropieza ahí dónde tropecé y levántate así como
yo lo he hecho!!! Cada cual tiene su propia historia! Y entonces ahí
podrás juzgarme! ”


6 cosas que jamás debes decirle a alguien con depresión

¿Sabes cómo hablarle a alguien que padece depresión? Quizás las palabras que se te ocurran pueden herirlo. No te pierdas estos sabios consejos, si tienes alguien querido con depresión. – FUENTE:

 

Palabras del corazón

tumblr_m99rezmE621qfb46yo1_500

Sigue tu destino adónde sea que te lleve

Hay un momento en la vida, en que comprendes que ha llegado el tiempo de   cambiar, y si no lo haces, nada jamás podrá cambiar. Comprendes que si al   fracasar, no tienes el coraje de comenzar de nuevo, la vida seguirá sin ti.  La dicha no nos acompaña siempre y nuestra vida a veces se torna diferente de lo que nos imaginamos.

No siempre nuestros días brindan lo que esperamos. Sin comprender por qué, a  veces toman rumbos tan imprevisibles que ni en tus sueños se hubieran  asomado. Pero igual, si no te animas a escoger un camino, o a realizar un  sueño, estás en gran peligro de vagar sin rumbo y perderte. Más bien que  preguntarte con mil ansias por qué tu vida se ha tornado como es ahora,  acepta el camino abierto que te espera.

Olvídate de lo que fue, no te confundas. Eso ya pasó. Sólo el presente  importa. El pasado es ya una ilusión, y el futuro todavía no existe. Pero vivimos hoy. Mide tus pasos uno a uno, sin perder la fe, guardando tu valor  y confianza. Con tu frente alta, no temas soñar, ni mirar las estrellas.

Un poco más de paciencia, tu vigor volverá y encontrarás tu vía. Una senda más bella y serena de lo que has soñado te llevará adonde quieras que te lleve, cumpliendo todos tus deseos. No pierdas confianza en tus fuerzas, y toma esa nueva vía. Verás que está llena de alegría, de aventuras y deleite como en tus sueños no imaginaste. Cree en ti.

Todos tenemos adentro una brújula que nos conduce adonde anhelamos. No olvides confiar en tu brújula, consúltala a menudo, porque el conocer su presencia te dará fortaleza para lo que la vida te depare. No permitas que te desvíen. Pídele la verdad a tu corazón, y te dará la respuesta y el discernimiento para tomar las decisiones que son para ti. Ama a todos, y no esperes agradecimientos. Haz  lo mejor que puedas. Vive cada día en su plenitud. Nadie puede leer el futuro.

Recuerda: para todas tus preguntas, allí en tu fuero interno, a la vera del camino, habrá respuestas más claras, soluciones aceptables. Hace falta paciencia, y confianza, para alcanzar la meta, solucionar problemas, y realizar sueños. Aunque por momentos parezca que ya no puedes seguir, conozco tu fortaleza, y sabrás sobrellevar todo lo que la vida te depare.

Cree en ti.