“O Holy Night”

Vivimos en un mundo donde a veces somos propensos al juicio. La percepción se convierte en nuestra realidad. En nuestra prisa, podemos saltar a conclusiones falsas y las oportunidades para levantar y aligerar las cargas de otros se pierden. Cuando permitimos que la luz de Cristo obre milagros dentro de nuestro corazón, entonces tenemos el poder de hacer maravillas en la vida de los demás. Que su ejemplo perfecto de amor y compasión para todos nos guíe en nuestra propia caridad hacia quienes nos rodean en esta temporada navideña y siempre.