Frase


Os aconsejo que hagáis caso a lo que dice el mensaje, la vida cuando está en los momentos malos uno se acuerda de los buenos y los añora, por eso hay que aprovecharla cuando te deja hacerlo, cuando llegan los malos hay que tener esperanzas de que pueden superarse y tirar para adelante hasta llegar a donde están las flores.

Quiérete mucho

He encontrado éste articulo y merece la pena leerlo porque tenemos que aprender a querernos, cada uno de nosotros somos especiales:

Amarse a uno mismo es el principio de una historia de amor eterna.

Vivir en positivo        

Autoestima; quiérete mucho

En el siglo XXI, la autoestima es un concepto muy rentable alrededor del que giran desde libros de autoayuda hasta técnicas de marketing. Pero la verdadera autoestima consiste en conocerte bien a ti misma, aceptarte tal y como eres, quererte y, desde ahí, sacar lo mejor de ti.

Un camino no siempre sencillo, pero que te conducirá a liberarte de la necesidad de fi ngir, callar o complacer. Eso sí, recuerda que su peor enemigo es el juez interior, esa voz crítica y destructiva que te dice que no mereces, no sabes o no puedes.

NO TE COMPARES

Perder el tiempo, excepto si lo estás haciendo para imitar un comportamiento que te resulta atractivo en alguien a quien admiras. Y tampoco dejes que otros te comparen. Tira a la basura las frases hirientes que escuchaste mil veces cuando eras pequeña, los motes denigrantes, las etiquetas que te hacen sentir mal. Ya no los necesitas ni los necesitarás más.

SE POSITIVA

Si continuamente te enfocas en el lado negativo de la vida, si solo ves defectos cuando te miras al espejo, si el estrés del trabajo no te deja disfrutar del día a día… todas esas actitudes te afean, te apagan, no te dejan oxígeno para apreciar lo que sí va bien. Sonríete en el espejo, camina con aires de diva, piensa que hoy puede ser un gran día y saca partido a tus mejores virtudes. Es una forma de decirle a tu inconsciente que te niegas a atraer más malestar.

BUSCA LO BUENO

Cierra los ojos, respira profundamente y recuerda un momento de tu vida en el que te sentiste llena de autoconfianza. Siéntelo con toda intensidad un par de minutos y después presiona con fuerza tus dedos índice y pulgar. Abre los ojos y sigue con tu rutina. Cuando te veas en una situación en la que tu autoestima fl aquee, vuelve a unir ambos dedos para recuperar aquel momento.

USA EL HUMOR

Ríete de todo, incluso de ti misma, quítales dramatismo a tus problemas y recuerda que no tienes que ser perfecta ni ajustarte a ningún molde, porque ya eres perfecta tal y como eres. Tu valor no depende de tu belleza física, de tu estatus económico ni de que la gente que te rodea piense que eres simpática, brillante o adorable. Te tienes que gustar a ti misma para poder atraer belleza y positividad a tu vida.

PIROPÉATE

Acepta los cumplidos propios y ajenos con una sonrisa de oreja a oreja, cree en ellos y di gracias. Y no dudes en regalárselos a los demás cuando sientas el impulso de hacerlos. Crea buen ambiente a tu alrededor, en casa, en la ofi cina, incluso en el supermercado si hace falta. Arréglate por el placer de sentirte guapa y a gusto contigo misma… Y recuerda que esa energía positiva te vendrá de vuelta, refl ejando todo tu poder y tu valía.
Fuente>>

Se necesita un amigo

abrazo

“No es necesario que sea hombre, basta que sea humano, basta que tenga sentimientos, basta que tenga corazón.

Se necesita que sepa hablar y callar, sobre todo que sepa escuchar.

Tiene que gustar de la poesía, de la madrugada, de los pájaros, del Sol, de la Luna, del canto, de los vientos y de las canciones de la brisa.

Debe tener amor, un gran amor por alguien, o sentir entonces, la falta de no tener ese amor.

Debe amar al prójimo y respetar el dolor que los peregrinos llevan consigo.

Debe guardar el secreto sin sacrificio.

No es necesario que sea de primera mano, ni es imprescindible que sea de segunda puede haber sido engañado, pues todos los amigos son engañados.

No es necesario que sea puro, ni que sea totalmente impuro, pero no debe ser vulgar.

Debe tener un ideal y miedo de perderlo y en caso de no ser así, debe sentir el gran vacío que esto deja.

Tiene que tener resonancias humanas, su principal objetivo debe ser el de amigo.

Debe sentir pena por las personas tristes y comprender el inmenso vacío de los solitarios.

Debe gustar de los niños y sentir lástima por los que no pudieron nacer.

Se busca un amigo para gustar de los mismos gustos, que se conmueva cuando es tratado de amigo.

Que sepa conversar de cosas simples, de lloviznas y de grandes lluvias, y de los recuerdos de la infancia.

Se precisa un amigo para no enloquecer, para contar lo que se vio de bello y de triste durante el día, de los anhelos y de las realizaciones, de los sueños y de la realidad.

Debe gustar de las calles desiertas, de los charcos de agua y los caminos mojados, del borde de la calle, del bosque después de la lluvia, de acostarse en el pasto.

Se precisa un amigo que diga que vale la pena vivir, no porque la vida es bella, sino porque se tiene un amigo.

Se necesita un amigo para dejar de llorar.

Para no vivir de cara al pasado, en busca de memorias perdidas.

Que nos palmee los hombros, sonriendo o llorando, pero que nos llame amigo, para tener la conciencia de que aún se vive”.

Vinicius de Moraes.

Lo más bonito del mundo es abrazar a las personas

Así es la Vida

tumblr_inline_opwkv1vu1o1ruynki_540

Llenar de abrazos aquellas personas que amamos es una de las sensaciones más maravillosas que existen. Y es que abrazar a nuestros seres queridos no solo nos hace bien, sino que creamos una atmósfera impregnada de cariño y calidez.

Muchas veces con un solo abrazo podemos animar y fortalecer a alguien, más aún si está atravesando situaciones difíciles.

Porque al dar un abrazo estamos diciéndole “Te quiero y me importas.”

No olvides que para mostrar nuestro cariño no requiere de mucho.

Demostremos el amor que tenemos por ellos a través de un simple abrazo.

Ver la entrada original

Cuando los hijos se van… ¿y ahora qué?

2
La partida de los hijos no debe visualizarse como un evento negativo o una sensación de frustración. El tiempo ahora es para el disfrute en pareja de actividades aplazadas o relegadas, frente a tareas más importantes.

 ENLACE:

Natividad

En Nazaret, una pequeña ciudad de Galilea, vivía una muchacha llamada María, que se iba a casar con José, de la familia del rey David. Un día se le apareció el arcángel Gabriel y le dijo: «Dios te salve María, llena eres de gracia. Vas a tener un hijo al que llamarás Jesús. Será el Hijo de Dios y salvará a los hombres de sus pecados». La Virgen María contestó: «Yo soy la esclava del Señor. Que se haga en mí todo lo que Tú dices».

“O Holy Night”

Vivimos en un mundo donde a veces somos propensos al juicio. La percepción se convierte en nuestra realidad. En nuestra prisa, podemos saltar a conclusiones falsas y las oportunidades para levantar y aligerar las cargas de otros se pierden. Cuando permitimos que la luz de Cristo obre milagros dentro de nuestro corazón, entonces tenemos el poder de hacer maravillas en la vida de los demás. Que su ejemplo perfecto de amor y compasión para todos nos guíe en nuestra propia caridad hacia quienes nos rodean en esta temporada navideña y siempre.

Abuelo finge su muerte en navidad. Es hora de volver a casa. Subtitulos …

Un abuelo finge su muerte en un anuncio para reunir a su familia en Navidad. Fingir su muerte, el último recurso de este anciano para juntar a su familia en Navidad. El anuncio más emotivo de la Navidad: finge su muerte para reunir a sus hijos. un abuelo finge su propia muerte, le pondrá la piel de gallina. El conmovedor spot de un abuelo que finge su muerte para celebrar la Navidad con su familia que triunfa en Internet. Anuncio que cuenta la historia de un abuelo que, viendo que su familia no puede acudir a pasar las Navidades junto a él, finge su muerte. Subtítulos en Castellano español.

Amor eterno – Rabindranath Tagore

Te amé de tantas maneras y de tantas formas, de vida en vida, de época en época,
Siempre…...

Mi corazón hechizado,
hizo una y otra vez un collar de canciones
que tomaste como un regalo
y usaste alrededor de tu cuello,
a tu modo y de tantas formas,
de vida en vida, de época en época,
Siempre…

Donde quiera que escucho
las viejas historias de amor,
su antiguo dolor y ese viejo cuento
de estar juntos o separados,
me detengo y una y otra vez
miro al pasado y al final de todo,
emerges tú,
revestida con la luz de una estrella polar,
traspasando la oscuridad del tiempo,
y te conviertes en una imagen
que recordaré por siempre.

Tú y yo flotamos aquí,
en la corriente de un corazón lleno de amor
de uno por el otro.

Jugamos al amor
al lado de millones de amantes,
hemos compartido la tímida dulzura
del primer encuentro,
las mismas lágrimas de angustia
en cada despedida.

El viejo amor,
el que se renueva una y otra vez,
Siempre…
Hoy, este amor está a tus pies,
encontró su morada en ti.

Ese amor,
el amor cotidiano de todos los hombres,
el amor del pasado, el amor de siempre,
el regocijo universal, la pena universal,
la Vida misma,
la memoria de todos los hombres,
las canciones de todos los poetas
del pasado y de siempre,
se funden en este Amor,
que es el Nuestro.
 

Feliz Navidad

Ya estamos llegando a esos días entrañables que para la mayoría representan felicidad y a la vez tristeza y melancolía por recordar momentos perdidos que ya nunca podremos volver a vivir.
Se han ido seres muy queridos y que nunca olvidaremos por mucho que pasen los años, han venido otros nuevos por los cuales tenemos Y DEBEMOS de tratar de hacerles felices en estas fiestas de la Navidad, por ellos lo hacemos aunque en esos huecos de la mesa siempre nos faltan los que por desgracia ya nunca volveremos a tenerlos sentados en la reunión familiar.

Para mi la Navidad siempre ha sido especial, me he sentido feliz y ilusionada, por adornar la casa, por hacer comidas extraordinarias (aunque una acaba muy cansada) pero es igual, son momentos que al final compensa ese esfuerzo que hemos hecho. Pero cada vez se va perdiendo (por desgracia) esa ilusión, es triste pero es una realidad que tenemos que asumir con paciencia y resignación, los años pasan y las penas nos van dejando señales en nuestro corazón tan difíciles de quitar, más bien IMPOSIBLES pero eso tiene LA VIDA.

Deseo de corazón que los que todavía pueden celebrar estas fiestas FELICES AL 100% lo hagan, que se dejan de “memeces” y adornen sus casas, junten a su familia (si es posible) y abracen a todos sus seres queridos con mucha fuerza, ellos están ahora pero por desgracia alguna vez faltarán en esa reunión, en esa mesa, en esa silla vacía. –  Quisiera Explicarme


   Ser felices y que el año 2019 sea de lo mejor para todos.

Decálogo de La Serenidad
1. Sólo por hoy trataré de vivir exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida todo de una vez.

 2. Sólo por hoy tendré el máximo cuidado de mi aspecto: cortés en mis maneras, no criticaré a nadie y no pretenderé mejorar o disciplinar a nadie, sino a mí mismo.

3. Sólo por hoy seré feliz en la certeza de que he sido creado para la felicidad, no sólo en el otro mundo, sino en éste también.

4. Sólo por hoy me adaptaré a las circunstancias, sin pretender que las circunstancias se adapten todas a mis deseos.

5. Sólo por hoy dedicaré diez minutos de mi tiempo a una buena lectura: recordando que, como el alimento es necesario para la vida del cuerpo, así la buena lectura es necesaria para la vida del alma.

6. Sólo por hoy haré una buena acción y no lo diré a nadie.

7. Sólo por hoy haré por lo menos una cosa que no deseo hacer, y si me sintiera ofendido en mis sentimientos, procuraré que nadie se entere.

8. Sólo por hoy me haré un programa detallado. Quizá no lo cumpliré cabalmente, pero lo redactaré. Y me guardaré de dos calamidades: la prisa y la indecisión.

9. Sólo por hoy creeré firmemente -aunque las circunstancias demuestren lo contrario- que la buena providencia de Dios se ocupa de mí como si nadie existiera en el mundo.

10. Sólo por hoy no tendré temores. De manera particular no tendré miedo de gozar de lo que es bello y de creer en la bondad.

Puedo hacer bien durante doce horas lo que me descorazonaría, si pensase tener que hacerlo durante toda mi vida.

(Juan XXIII)


Cuando alguien querido muere, muere también una parte de nosotros.

La muerte de un ser amado puede ser vista de muchas maneras. Mi preferida a título personal es que pasan de vivir entre nosotros a vivir dentro de nosotros y a través de nuestra vida, de nuestros recuerdos, del amor que se inclusive crece en medio de una ausencia que no podemos acortar.
Sin embargo, también podemos reconocer que cuando un ser querido muere, algo dentro de nosotros también lo hace… Hay un espacio de nuestras vidas que era destinado a ser con esa persona, que ya no se ocupará más. Podemos incluir a más personas, podemos dar ese amor que sentimos que nos sobra a otras personas, pero ese pedacito le seguirá perteneciendo de manera exclusiva a esa persona que se nos adelantó.
Lo que hacíamos con esa persona, las conversaciones que sosteníamos, las risas, las discusiones, las miradas, la conexión, el calor de esa persona habitaba de alguna manera en nosotros y al dejar de estar esa persona accesible para siempre, ese pedacito de nosotros que éramos a su lado, muere, no tiene a través de quien vivir. Aun cuando nos abramos a otras experiencias, aquello no se puede sustituir.
Ciertamente nos regocijamos y consolamos en los recuerdos hermosos, alguna que otra culpa se abre paso y nos habla de aquello que de acuerdo a nuestro actual criterio pudimos haber hecho mejor. No le demos mucha fuerza a esto último. Siempre habrá un universo de posibilidades y la que hayamos escogido fue la perfecta, la que creamos para nuestra vida y la única que pudo haber ocurrido como resultado de lo que éramos en ese momento.
Si hoy existe una brecha entre lo que fuimos y lo que somos, eso normalmente nos habla de evolución, pero con ella no deben llegar las culpas y los remordimientos en relación a lo que fuimos e hicimos con los recursos que tuvimos. Por el contrario, con la evolución, debe llegar el agradecimiento por cada experiencia, por cada persona que tocó de alguna manera nuestras vidas e inclusive la admiración por nuestros cambios y la versión mejorada que pudimos haber alcanzado.
Ahora bien, quien ama, tiende a apegarse, a resistirse a la partida del otro, e inclusive a la propia… Queremos ser eternos y estar amando de manera constante… Y la buena noticia, es que eso somos, esta experiencia nos permite sentir a través de nuestro cuerpo, pero nuestra esencia es amor puro, del que no muere nunca y que nos mantiene unidos a nuestras almas amadas durante la eternidad.

                                             Por: Sara Espejo

Reflejos del alma

446d11bee60883043b28f049acd0513b38f0bf01_hq
 
Hoy sentí la necesidad de un encuentro a solas conmigo mismo(a).
 
Escapar, sí, escapar al lugar ideal. Un lugar donde pueda estar en pleno contacto con la naturaleza. Solos, sólo la naturaleza, mi silencio, mi alma y yo.
 
Necesitaba ese encuentro para recordar lo que es real e importante en mi vida. A veces la rutina, las responsabilidades, los errores, los problemas y demás, nos agobian y creemos que no hay salida, que no hay solución, que estamos al borde del abismo, próximos a caer al vacío.
 
Pero no, sentado(a) observando el reflejo de mi rostro en las cristalinas aguas de aquel río, no sólo ví mi rostro, también vi mi alma.
 
Me vi en mi pura inocencia, en mi más simple humildad, pero aún deseosa de luchar. Vi el deseo de mi incansable espíritu guerrero que me miró directo a los ojos y me recordó que siempre debo tener fe y hacer lo correcto.
 
Por eso, escojo vivir, si, vivir para siempre. Vivir haciendo el bien y dando amor. Vivir plenamente, sin miedos, sin dudas SOLO VIVIR.
 
Mírate tú. Mírate tu desde adentro. Si no te miras desde adentro y no logras ver tu luz interior y nunca lograrás alcanzar tus metas y más grandes anhelos.
 

Jesús, el dulce, viene de Juan Ramón Jiménez

Jesús, el dulce, viene de Juan Ramón Jiménez

Jesús, el dulce, viene…
Las noches huelen a romero…
¡Oh, qué pureza tiene
la luna en el sendero!

Palacios, catedrales,
tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría…
Mas la celeste melodía
suena fuera…
Celeste primavera
que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma…

¡Señor del cielo, nace
esta vez en mi alma!

Soledad: Escrito: Yelena Obando

Querida soledad te escribo para decirte que todo este tiempo que he pasado contigo ha sido estupendo. Mi soledad del alma, me has hecho entender que es necesario estar contigo para reflexionar, meditar y para encontrarme.

Durante todo estos años he sido feliz a tu lado mi soledad, me he visto cada vez al mirar mi reflejo en un espejo. Puedo entender que he cambiado, y no hablo de las arrugas que me ha salido, sino de cómo ahora al verme me amo. Todo este tiempo a solas me sirvió para valorarme, sabes mi autoestima la he construido, ahora sé que me amo tal cual soy. Al verme desnuda, con ropa, al desnudar mi alma, mi corazón, y todo en mí; puedo ver la hermosura de mujer que he estado escondiendo. En el silencio puede entender y escucharme, para así comprender que me envenenaba con cada palabra, pensamiento. Que al prestar mi oído para que otros hablaran de mi o dieran su opinión de lo que yo tenía que ser, les daba el poder de decidir sobre mí, cuando ese poder me lo ha dado Dios solo a mí. Para que tome decisiones, si esas decisiones que quizás me harán fracasar o triunfa. Pero por lo menos sé que fui yo la que decidí y nadie lo hizo por mí, que serán mis tropiezos y es por esto que necesitaba de ti mi soledad, mi silencio, para encontrarme y saber hacia dónde quiero dirigir mi vida.  

Lo sé tropezar me ha hecho fuerte. Una vez leí que las personas que han sufrido son las más agradecidas y fuerte, quizás la escritora tenía razón y sea así; no me considero una persona débil y mucho menos desagradecida. Pero soy de las que pienso que cada situación te obliga a definirte a decir o lo hago o hasta aquí he llegado. Pero la vida se trate de eso, de luchar para alcanzar lo que se quiere, de sufrir, de caer y levantarse, de lanzarte o simplemente mirar cómo otros lo hacen. 

Solo sé que las etapas vividas son necesarias. Cuando me he sentido con ganas de dejar todo y tirarme por el balcón de mi casa, lo que yo hago es hablar con Dios en esa soledad en la que me encuentro, por último escribo para sacar todo, para salvarme y así poder salvar a alguien que esté peor que yo y que lee estas palabras marchitas y al mismo tiempo que florecen. Estas palabras que escribo en medio de esta mi soledad, porque es en ese momento en el cual soy más feliz. Donde escucho música que proviene de mis antepasados, esa música de mi amado pacifico, donde puedo escuchar al excitante mar he imaginarme como me llama para que yo nade en él; es en esta soledad donde escucho tantas melodías que me hacen querer bailar y cantar, sin importar que mi voz se escuche fea o mis vecinos quieran ponerme un pedazo de tela en mi boca, es en donde me muevo al ritmo de una mezcolanza que es lo que soy.

En ese momento todo en mi cobra sentido, y comienzo a reír como una loca que no se puede detener, que llora al ver una flor o la sonrisa de mi sobrino, porque mi felicidad viene de mí, y no de otros.